ExelAir

Argón para la industria

¿Qué es y para qué sirve el argón?

El argón es un gas incoloro, inodoro, insípido y no tóxico. Las aplicaciones para argón a menudo utilizan sus propiedades inertes para la protección contra el efecto oxidante del aire. El argón también tiene un punto de ebullición bajo y propiedades de baja conductividad.

El argón tiene una densidad mucho más alta que el aire, lo que lo convierte en un gas de protección efectivo para soldadura y corte. El argón tiene una conductividad térmica muy baja en relación con la mayoría de los otros gases.

Contacta a un asesor

Aplicaciones industriales del argón

Tratamiento térmico: como atmósfera protectora para los metales más reactivos, donde el nitrógeno podría reaccionar o debe ser excluido.

Inertizado: para recipientes de almacenamiento y tuberías en productos químicos y plantas farmacéuticas.

Refinación de metales: para desgasificar y agitar en grandes volúmenes para lograr la especificación exacta de la composición.

Aislamiento: El argón tiene una conductividad térmica muy baja en relación con la mayoría de los otros gases. Esto lo convierte en un gas útil para el aislamiento (por ejemplo, llena el espacio interior en ventanas de doble cristal en aviones).

Aplicaciones de semiconductores: como una atmósfera protectora para la extracción de cristales de silicio.

Más información