ExelAir

Bióxido de carbono para la industria

¿Qué es y para qué sirve el bióxido de carbono?

El bióxido de carbono es famoso por su calidad de refrigerante; es un gas inodoro, incoloro y ligeramente tóxico con un sabor ácido y ligeramente picante. No se quema ni soporta la combustión.

Es ampliamente utilizado en el procesamiento de alimentos para enfriamiento, conservación y control del PH. También se utiliza para cubrir productos químicos, controlar el PH en el tratamiento del agua, como gas protector en la soldadura de metales, para estimular el crecimiento biológico y como agente extintor de incendios.

Contacta a un asesor

Aplicaciones industriales del bióxido de carbono

Los sistemas de congelación basados ​​en bióxido de carbono pueden diseñarse para un rango conveniente de temperaturas de hasta -54°C, lo que lo convierte en un refrigerante útil para aplicaciones como el almacenamiento, enfriamiento y congelación de productos alimenticios.

Envasado de bebidas antes de cerrar los envases y para refrescos carbonatados y agua mineral.

En su forma líquida, el bióxido de carbono es un disolvente selectivo para varias sustancias y a la presión supercrítica es un disolvente aún más fuerte. Pequeñas bolitas de hielo seco se utilizan para limpiar con aire presurizado diversas superficies. También se utiliza el bióxido de carbono para limpiar sistemas ópticos, dispositivos semiconductores y pantallas LCD.

Más información